28 de junio, seguimos caminando hacia la igualdad y el respeto

orgullo

 

La historia del día de hoy, se remonta a los años 60, en Estados Unidos, como algunos lo describen, el país más libre del mundo. El día del orgullo, no solo gay, sino orgullo LGTBI, tiene su origen el 28 de junio de 1969, cuando ocurrieron los disturbios de Stonewall, un pub de Nueva York. Estos, marcaron el inicio de la lucha por los derechos de las personas homosexuales. Ese día, la policía de Nueva York, efectuó una redada contra las personas que se encontraban en el pub, y el colectivo gay respondió con manifestaciones que, por aquel entonces, derivaron en accidentes y situaciones violentas.

Desde ese momento, se señaló la lucha del colectivo gay contra todo el sistema legal, policial y social que les marcaba y les perseguía.

La historia, ha ido evolucionando año tras año y en 2016, Barack Obama rememoró y reconoció de alguna manera la lucha por los derechos de este colectivo, y declaró el Stonewall Inn monumento nacional, con el fin de seguir avanzando hacia la normalización.

Desde entonces, las marchas y las reivindicaciones han ido creciendo, hasta convertirse en una de las semanas más populares del año en numerosas ciudades. En Madrid, hace años que se celebra durante varios días y no nos pilla por sorpresa, sin embargo, en otras ciudades de España, seguimos avanzando de manera mas paulatina. En Extremadura, será este año 2018 cuando se celebre, el 28 de junio, la primera manifestación del orgullo LGBTI. Dicha manifestación, ha sido convocada por varios colectivos LGBTI de manera unilateral. Esta noticia, es especialmente alegre para todos aquellos nacidos en Extremadura, que se han visto obligados a emigrar a otras ciudades con el fin de poder vivir de manera tranquila y digna su sexualidad y su identidad de género. Está claro que seguimos andando hacia la igualdad, y se van dando pasos y mejoras, por ejemplo, uno de los cambios que por fin se ha conseguido este año 2018, ha sido que la Organización mundial de la salud, excluya la transexualidad como una enfermedad mental y se considere un desorden en la identidad de género, pero quedan muchos pasos que dar todavía, sobre todo en entornos más rurales.

Dentro de las 15 grandes ciudades del mundo, en las que la semana del orgullo se celebra, dos de las mejores son españolas. Madrid y Barcelona, son dos de las elegidas para vivir y celebrar el conocido World Pride. Una semana reivindicativa repleta de actividades y actos de reconocimiento, donde se sigue pidiendo igualdad y respeto.

Estos actos de reivindicación que, como hemos dicho anteriormente, en las grandes ciudades no nos sorprenden, siguen siendo necesarios debido a que, en los países en los que la diversidad sexual, “parece” aceptada, siguen existiendo actitudes de acoso y comportamientos violentos contra las personas que tienen una condición sexual diferente; En Madrid, hasta el día de hoy, en el año 2018 ha contabilizado 108 agresiones calificadas de homófobas. Además de estos países, en la actualidad, existen muchos otros donde la homosexualidad está criminalizada y es por ello por lo que los colectivos de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales siguen persiguiendo la lucha por sus derechos, por el respeto y por la igualdad.