Asesinato de Pioz: Análisis psicológico

pioz

Hace pocos días, se ha celebrado el juicio por el asesinato de una familia de Pioz. Durante el juicio la defensa ha afirmado que padece un daño cerebral que le impulso a cometer el crimen.

Por otro lado, los profesionales de la salud han referido que el investigado no es inimputable. Este término significa que no hay nada que explique que los actos cometidos no fueran realizados como causa de ese supuesto daño cerebral o cualquier patología que justifique su comportamiento.

Los psicólogos y psiquiatras lo han definido como una persona con personalidad psicopática, carente de empatía y de sensibilidad. Afirman con rotundidad que los hechos fueron ejecutados premeditadamente, comprando los materiales necesarios para llevarlo a cabo, como son las bolsas y la cinta aislante.

Además, el hecho de esperar a que llegase el padre de la familia y propinarle dieciséis puñaladas, dista mucho de cualquier acto de carácter impulsivo.

Este tipo de personalidad presenta una marcada inestabilidad en todas sus conductas, manteniendo una personalidad con una grave conflictividad, desarrollando unas relaciones interpersonales agresivas y no adaptativas.

Tal como sucedieron los hechos, parece aludir a que la persona imputada, posee plena capacidad y conciencia de sus actos desde el punto de vista intelectual y de voluntad, narrando cada acto por una red social a otra persona. Según fuentes que han tenido acceso al contenido de esos mensajes, afirman que tienen un carácter aterrador, frío y distante, sin un mínimo de sensibilidad hacia las víctimas.

Durante la evaluación psicológica, en este tipo de casos, es muy importante examinar la emocionalidad al narrar el asesinato y según se ha manifestado, el presunto asesino, podía relatar que había matado a su familia, sin el correlato emocional que correspondería a esa manifestación verbal. Esto nos indica frialdad emocional, sin un arrepentimiento.

Con todo este panorama, se añade la huida del presunto asesino y su regreso voluntario para ingresar en prisión provisional. Es decir, cada conducta realizada por el mismo, hace pensar de la meticulosidad de las acciones que realizaba de manera consciente y premeditada.