TWITTER Y SUS MEDIDAS CONTRA EL ACOSO EN LA RED.

TWITTER Y SUS MEDIDAS CONTRA EL ACOSO EN LA RED.

cyberbullying

La plataforma twitter se plantea, parece ser, incrementar las medidas de prevención contra el acoso en la red. La medida que están barajando es crear una función para que los usuarios puedan controlar quiénes responden a sus tuits.

Esta medida preventiva puede llegar a ser muy útil para usuarios que reciben comentarios de determinadas personas, si bien, no podría erradicar que esas personas que emiten esos tuits generen otro perfil para poder comentar.

Una vez más, nos encontramos ante una gran problemática actual y que poco a poco los responsables de las plataformas se involucran activamente en la lucha contra el acoso en la red que tanto daño hace a la población.

Directora de gestión de producto, ha manifestado que al publicar un tuit cualquier usuario podría elegir entre cuatro alternativas: global, grupo, panel y declaración. La opción “global” permitiría a cualquier persona responder el tuit. La opción “grupo”, permitirá contestar solo a aquellas personas que el usuario sigue y menciona. La opción “panel”, tan solo podrán contestar las personas mencionados en el tuit”. Por último, la opción “declaración”, no permitiría ninguna respuesta.

Ser conscientes de este aborigen es muy importante y que las plataformas, como están haciendo, respondan de manera proactiva y condenen el acoso en la red, es un paso más hacia el buen hacer en la red.

Aun así, nos preguntamos ¿las personas seguirán buscando la manera de acosar? Muy probablemente, la respuesta sea, sí. Por este motivo, la lucha contra el ciberacoso debe ser paralelo, entre usuario y plataforma. Las personas deben seguir adquiriendo pautas cívicas dentro de la red, considerando no solo el daño que se le hace a la víctima, sino también el alcance de sus críticas o palabras.

En definitiva,  si aun con estas medidas o muchas otras, no cesa el hostigamiento, es necesario acudir y solicitar la ayuda a la asociación contra el ciberacoso. El apoyo psicológico es fundamental para no verse afectado por esta lacra actual y diaria.

Prisión permanente revisable para el Chicle: el descanso de la familia.

Prisión permanente revisable para el Chicle: el descanso de la familia.

 

diana quer

Tras la sentencia condenatoria para “El Chicle”, se abre un debate de actualidad, la justicia y el descanso para la familia de Diana Quer.

Son muchos los detractores de la prisión permanente revisable, aun así, en una gran parte de la población, este tipo de condena es un aliento, una manera de coger fuerzas y de reconocimiento del daño causado a una víctima y a su familia.

La frase más escuchada es: “No volverá a hacérselo a ninguna otra”. Y es esta la frase y el pensamiento que envuelve a la familia de Diana Quer y a muchas otras, propiciando un sentimiento de descanso emocional, aunque no se pueda reparar la ausencia de la joven.

Otras familias que no han sufrido el daño de la muerte de una hija, piensan que esta condena les ampara y protege  sus hijas de que puedan sufrir cualquier tipo de final devastador como el de Diana.

El descanso de la familia ha sido lento y doloroso, teniendo que presenciar como El Chile, según los peritos que le realizaron un infirme pericial,  mostraba una absoluta tranquilidad, sin preocupaciones, algo que desde el punto de  vista emocional para los padres, puede llegar a enfadarles, por la naturaleza del hecho delictivo que ha cometido. Tampoco se evidenció, inquietud ni ansiedad, en todo momento mantiene conservado el juicio de realidad. De igual modo, se ha reconocido que no presenta rasgos de impulsividad, ni mantiene una emocionalidad adecuada, sin vislumbrarse resonancia emocional entre lo que dice y lo que expresa, lo que demuestra un comportamiento frío.

La falta de empatía y la ausencia de sufrimiento emocional, nos sugiere que el mismo no está arrepentido y este hecho, afecta directamente a la familia, sabiendo que el agresor de su hija, no tiene remordimiento por lo que ha hecho.

Por su parte, la familia de Diana Quer presenta un trastorno depresivo severo en todos ellos, así como un trastorno de estrés postraumático en el caso de Valeria, por lo que revive continuamente lo que ha ocurrido. Esta situación, como es evidente ha aumentado de gravedad por el largo periodo de tiempo que se ha realizado el juicio y ha salido sentencia.

Esperamos que este resultado, aporte un pequeño descanso emocional a la familia, aunque tengan que vivir su día a día con la ausencia de Diana, un daño imposible de reparar.

La muerte de Marta Calvo: Otro sospechoso reincidente

La muerte de Marta Calvo: Otro sospechoso reincidente

Marta_Calvo

Marta Calvo, es la nueva víctima de un agresor reincidente. Jorge Ignacio Palma, de 38 años, residente de Valencia, estuvo en una cárcel de Italia, por tráfico de drogas, y posteriormente, en España, ya ha sido investigado hace unos meses, por el fallecimiento de otra mujer en Valencia, la cual, ingresó en el hospital horas después de haber estado con él, supuestamente consumiendo cocaína.

De nuevo, toca parar un momento la maquinaria, y reflexionar acerca del trabajo que se está llevando a cabo en los centros penitenciarios, ya no solo de España, sino internacionales. Es cierto que, sobre el papel, versa que los centros penitenciarios y sus profesionales persiguen el fin de la reinserción de los presos en la vida social, pero es absolutamente necesario revisar esos baremos, así como esas evaluaciones que indican que es fiable la reinserción de cualquier preso.

Partimos de la base, de que no todos los criminales, están exentos de sufrir alguna patología mental, por lo que, es necesario tener muy en cuenta, que aquellos que sean susceptibles de presentar algún trastorno mental o de la personalidad, han de ser evaluados de manera exquisita y minuciosa, con el fin de conocer hasta qué punto existe una reinserción real en ellos en la sociedad o no. Así como, aquellos de los que se conoce que padecen un trastorno mental, tengan acceso a un tratamiento, psicológico y psicofarmacológico, y a todas las evaluaciones y seguimientos que sean necesarios, para poder garantizar una buena reinserción en la sociedad, para no seguir lamentando sucesos o victimas de personas que ya han cometido delitos con anterioridad en la sociedad.

No podemos olvidarnos de otros ejemplos, como el caso de Laura Luelmo, o el pequeño Gabriel, victimas de personas con antecedentes, aparentemente insertados en nuestra sociedad.

Vivimos en una sociedad, en la que se pretende que las personas con trastorno mental, se comporten, o aprendan a comportarse, como si no lo tuvieran, sin prestarles la ayuda, ni la atención, que necesitan, tanto ellos como sus familiares y todo su entorno, cosa que es absolutamente imposible.

¿Podemos cambiar la medicación por el cine, el arte o la cultura?

¿Podemos cambiar la medicación por el cine, el arte o la cultura?

arte cine

Parece que estamos hablando de una locura, pero no lo es tanto. Recientemente, se ha publicado un estudio de la OMS, en el cual queda comprobado que ciertas actividades culturales, como el teatro, el cine, la música, el canto, los museos o la lectura, mejoran nuestra salud mental.

Esto, ya se ha estudiado mucho antes, fuera de nuestro país, es más, en Noruega, hace años que se utilizan las actividades culturales en terapias médicas. En Reino Unido, se lleva a cabo una fórmula, llamada Social Prescribing, que indica que los doctores comenzaran a recomendar a sus pacientes, arte y cultura, en lugar de ibuprofeno.

La participación en actividades culturales, alarga la vida y genera en nuestro organismo la liberación de neurotransmisores como la dopamina o las endorfinas, responsables de la felicidad. Estos, generan en nosotros sensación de bienestar, relajación, alegría y empoderamiento. Dicha participación puede ser de dos maneras:

  • Actividades creativas: son actividades artísticas en las que nosotros vamos a hacer o a construir algo, por ejemplo, pintar, tocar el piano, ir a clases de baile, etc.
  • Actividades Receptivas: son aquellas en las que nosotros, de manera pasiva, observamos las obras de otros, por ejemplo, los museos, el cine, los libros o la música.

Ambos tipos de participación, genera en nosotros sentimientos positivos; esto es así, porque cada vez que dedicamos parte de nuestro tiempo a alguna actividad, estamos dejando a un lado nuestras obligaciones diarias o nuestras preocupaciones y rutinas, para centrarnos en la historia de otros protagonistas, externa a nosotros, la cual nos hace participes de manera emocional y nos obliga a mantener nuestra atención en ellos y no en nuestros pensamientos.

De todo el abanico de actividades culturales que existe, cada una de ella tiene unos beneficios más acentuados que otros; por ejemplo, está demostrado que los niños que leen un cuento o que se lo leen antes de ir a dormir, o que dedican una parte de su tiempo a pintar o hacer manualidades, mejoran su capacidad de atención y concentración. Los pequeños que tocan el piano, por ejemplo, o algún instrumento musical, mejoran su memoria; los que acuden a clase de baile, mejoran su estado de ánimo, conectan con ellos mismos a través de la expresión corporal y previenen el envejecimiento cerebral.

Cada vez son más frecuentes con los niños, las terapias artísticas, como musicoterapia, arteterapia o danzaterapia. Todas ellas, han demostrado tener beneficios a corto, medio y largo plazo.

Informe pericial en acoso del colectivo LGTB

Informe pericial en acoso del colectivo LGTB

lgtb

En la actualidad, aunque intentemos afirmar que no existe odio a determinadas personas, la realidad es contraria.

El colectivo LGTB está expuesto a numerosas situaciones de acoso, simplemente por ser quienes son, tildándoles de que son “diferentes al resto”. El acoso al que son sometidos por compañeros de clase, vecinos, o simplemente cualquier ciudadano, puede llegar a generar multitud de síntomas negativos, como puede ser ansiedad, sentimientos de tristeza, desesperanza, etc.

Es por este motivo que es necesario denunciar cualquier situación de acoso y poder dejar patente el daño que hacen determinados comentario o en su defecto, determinados hechos. En nuestra labor profesional ayudamos a las víctimas a ponerle nombre a lo que le ocurre, a esos síntomas que han aparecido, en ocasiones, sin darse cuenta.

Muchas personas tras una situación de acoso de este tipo, comienzan a sentirse responsable de las situaciones y de las vejaciones que sufren, creyéndose finalmente, que son “raros” y que merecen ese trato.

Es por esto que realizamos informes periciales para que puedan aportarlo al juzgado y de ese modo, dejar patente el daño que se ha provocado a la víctima y que ese daño no es sino, el resultado de una situación de acoso.

Nuestro único fin es analizar todo lo sucedido y constatar si existe un nexo causal entre el sufrimiento de la persona y el hecho imputado, es decir, agresión o acoso. El informe pericial les ayuda, puesto que se encuentra vulnerables al tener que demostrar que lo que están sintiendo y lo que les está afectando psicológicamente, viene determinado por los supuestos hostigadores.

Puede resultar mínimo un comentario, pero la realidad es que la suma de pequeños comentarios, provoca grandes daños que atentan contra la estabilidad psicológica de las personas y nuestro fin es poder demostrar esto ante el juzgado, como peritos.

Los daños pueden ser muy numerosos, y de distinta gravedad, incluso pueden generar miedo a salir de sus domicilios, o acudir a eventos sociales, por temor a ser agredidos o insultados.

Sin lugar a dudas, creemos que es imprescindible no ocultar el daño y denunciar cualquier tipo de discriminación y acoso.

¿Crees que puedes controlar los tiempos de juego?

¿Crees que puedes controlar los tiempos de juego?

Wired hands with joypad meaning videogame addiction

Últimamente, se habla mucho sobre la adicción a las nuevas tecnologías, así como a las redes sociales y a los teléfonos móviles, pero, ¿qué pasa con los videojuegos y las consolas? ¿son acaso un mejor entretenimiento que los móviles?

En el año 2018, la OMS reconoció la adicción a los videojuegos como un trastorno más, el cual necesitará de un tratamiento específico para superarlo. Dicho trastorno, puede ocasionar alteraciones a nivel personal, familiar, social, educativo y en otras áreas importantes del funcionamiento de la vida cotidiana, como por ejemplo el sueño y el rendimiento laboral o académico.

Es importante tener en cuenta, que no es lo mismo un abuso que una adicción, tanto para la persona como para iniciar un tratamiento especializado, y que no es lo mismo, un menor que una persona adulta. El abuso en el uso de los videojuegos, existe cuando se sobrepasan o extralimitan los tiempos de uso del mismo; la adicción, esta presente cuando la persona, presenta afectación en una o varias áreas de su vida como por ejemplo la social o la familiar.

En cuanto a la población de riesgo, es cierto que solemos pensar que los menores e incluso los adolescentes, están en mayor riesgo, porque tendemos a relacionar la idea de que, al pedir permiso para jugar, los adultos responsables de esos menores, tenemos controlado su tiempo de juego. Es cierto, que, limitando el tiempo, podemos disminuir la adicción al juego, pero no podemos olvidar, los comportamientos o reacciones que genera la falta de juego en los menores, y si, por ejemplo, observamos a nuestro hijo con ansiedad o rabietas por querer jugar, y no poder, o al finalizar su tiempo de juego, o a nuestro hijo adolescente, con falta de sueño por las horas de juego, deberíamos reflexionar sobre el tema, intentar hablar con él o bien, acudir a un profesional.

Respecto a los adultos, no por el hecho de serlos y controlar su propio tiempo de juego, son menos propensos a la adicción al videojuego; uno de nuestros pacientes, reconoció que llegó a perder todo el contacto con su vida real, debido a que solo le importaba el juego. Explica, como al principio resultaba medianamente fácil cerrar una partida y esperar otro momento para iniciar otra, pero que poco a poco el tiempo de espera iba siendo menor, iban pasando las horas por la noche y su cansancio iba en aumento, su rendimiento laboral iba empeorando hasta que finalmente perdió su trabajo. Reconoce que cuando llegó este momento, no era consciente de lo que estaba pasando y solo pensaba en jugar. Explica que, en su vida personal, las cosas no iban mejor, aun le agradece a su mujer todo el apoyo que le prestó y no entiende como no se fue con otra persona, no hacía planes con ella y reconoce que abandonó absolutamente todo.

Apoyado por su familia, y motivado por su pareja especialmente, la víctima decidió pedir ayuda, comenzó a entender qué era lo que le estaba pasando y a darse cuenta de todo lo que había perdido y lo que estaba a punto de perder si seguía manteniendo esa vida, y esa adicción.

Actualmente, nuestro paciente ha recuperado el control de su vida, tiene un trabajo y su familia y él vuelven a tener una vida normal.

Desde aquí, queremos transmitir la importancia de pedir ayuda externa, tanto por parte de la persona afectada, como la familia, los apoyos sociales son fundamentales para superar este tipo de situaciones, y sin ellos, probablemente la persona no consiga entender lo que está viviendo.

Acoso escolar racista

Acoso escolar racista

 

suspenso al racismo

El equipo de Psicología Velázquez, tuvimos la suerte de conocer a Camila y a su familia, cuando la menor tenía 11 años. Se trata de una menor, privada de experimentar todo aquello que debería y que normalmente hacen las niñas de su edad. En su caso, Camila, vio su mundo alterado cuando unas compañeras de colegio, comenzaron a meterse con ella. Cuando la conocimos, enseguida entendimos que Camila no estaba bien, y que la niña que teníamos enfrente, no estaba disfrutando de su niñez.

La primera reacción de la menor, ante todo lo que ocurría en el centro escolar, C.E.I.P. Cardenal Herrera Oria, como suele suceder en estos casos, fue la de intentar justificar y entender, por qué estaba pasando eso, y por qué era ella el objeto de insultos y comportamientos desadaptativos; tras no encontrar razón alguna, Camila hizo lo que deberían hacer todos los menores que sufren acoso escolar: HABLAR. Camila, comenzó a poner en conocimiento de sus padres y de los profesores del centro, lo que estaba ocurriendo, pero las respuestas que le llegaban eran nulas. Camila, no recibía apoyo por parte del profesorado ni del personal adulto del centro, mientras veía una lucha incesante por parte de sus progenitores de solucionar la situación, de la mejor manera posible.

Su progenitora, Petra, inició un camino decidida a llegar hasta el final, con el único fin, no solo de que su hija, dejara de sufrir en el colegio, sino de que todos los menores, víctimas de acoso escolar y familiares de los mismos, supieran que existen herramientas y métodos para que el acoso se erradique dentro del propio centro escolar y que son los trabajadores del centro los que deberían iniciar dichos protocolos e investigaciones. Fruto de este camino, y de esta lucha, tuvo lugar este pasado martes 8 de octubre, el juicio contra la Comunidad de Madrid, en el Juzgado 34 de lo Contencioso Administrativo.

Petra, y el resto de familiares de Camila, confían en la justicia, y mantienen la esperanza de que estas situaciones, no solo no vayan a más, sino que los profesionales de los centros educativos, entiendan que las herramientas que existen para frenar los casos de acoso desde el principio, están ahí para utilizarlas. Recalcan que lo más importante para ellos es el bienestar de su hija, y que todo lo vivido no genere en ella ningún tipo de sintomatología crónica y que, tras defender su verdad hasta el final, Camila pueda continuar viviendo su infancia y su adolescencia como deberían hacerlo todos los niños de su edad.

Con todo esto, desde Psicología Velázquez, queremos sumarnos a la campaña lanzada en las redes sociales #suspensoalracismo, no solo para seguir luchando contra el acoso escolar, sino para luchar contra el acoso escolar racista y visibilizar, que desgraciadamente a día de hoy, en el mundo en el que vivimos, siguen existiendo estas situaciones.

El estrés y nuestra respuesta adaptativa

El estrés y  nuestra respuesta adaptativa

estres

El concepto de estrés, generalmente, se ha atribuido a los elementos psicosociales. Por este motivo aparece un estado de estrés psicosocial, cuando una serie de peticiones no cotidianas o excesivas amenazan el confort o integridad de una persona. Si se ejecuta, intentamos controlar la situación aunque podemos encontrarnos desbordados, perdiendo los recursos de afrontamiento. Por consiguiente, estaría afectado e influiría en su vida cotidiana.

En el caso del estrés ambiental, una persona responde o reacciona ante una situación concreta, en la que se presenta un conjunto de variables ambientales cuya intensidad hacen que sean percibidas como dañinas para el sujeto.

En este sentido debemos mencionar el proceso que sigue al agotamiento psicológico ante un agente estresante. En un primer momento, nos alarmamos ante una posible situación de estrés y el organismo empieza a desarrollar una serie de cambios fisiológicos y psicológicos, como sin los dolores de cabeza o la ansiedad que lo condicionan para responder a la situación de estrés.

Ante ese agente estresor, el cuerpo y la mente intenta adaptarse, incesantemente, utilizando los recursos fisiológicos, cognitivos y emocionales para intentar mitigar la situación de estrés y los efectos que ello supone. Tras esto, puede ser que finalmente nos adaptemos o que no nos adaptemos y por lo tanto, presentemos un agotamiento psicológico.

En ese momento, comienzan a aparecer trastornos fisiológicos, psicológicos o psicosociales que influyen de manera directa a la adaptación de la persona al entorno y a su estabilidad psicológica.

La eterna crítica a ‘los informes de parte’

La eterna crítica a ‘los informes de parte’

critica

Llevamos años ejerciendo, por vocación y por suerte, como psicólogas forenses en nuestro propio despacho; esto, quiere decir que nos dedicamos a la realización de informes periciales psicológicos, que sirven como prueba en distintos procedimientos judiciales. A lo largo de estos años, hemos tenido la suerte de conocer y trabajar con otros peritos, psiquiatras, médicos, odontólogos, todos ellos “privados”, emprendedores que con vocación, ilusión y motivación, deciden crear e iniciar un proyecto de trabajo que es igual de lícito que el trabajo de todos aquellos profesionales que deciden opositar, y realizar informes periciales en algún órgano judicial o informes médicos en algún centro de salud.

Todos, realizamos la profesión porque nos gustan multitud de cosas de ella; una de ellas, trabajar sintiendo que cada día ayudas a mucha gente, que sientes que eres útil y un apoyo para ellos; cuando entran por la puerta de nuestro despacho, todavía no saben que van a ser escuchados sin mirar el reloj, sin mirar cuanto tiempo queda para que entre el siguiente paciente o evaluado, cuál es su número de historial médicos o su número de procedimiento, aquí son Daniel, Marta, Lorena, Carlos, los que vienen, con sus historias, con sus problemas, con sus hijos, con sus secuelas. Otra, es sentir que en momentos en los que sienten que no pueden más, les has ayudado a retomar las riendas de su vida, les has encendido una luz que no encontraban y salen andando solos, eso no tiene precio ninguno, si lo habéis vivido nos entenderéis.

Queridos compañeros que os limitáis a indicar o manifestar la famosa frase: “es un informe de parte”, sería importante que supierais que, el informe de parte, tiene muchas horas de trabajo detrás, muchas pruebas objetivas realizadas, corregidas e interpretadas, dentro de los estándares de los Colegios Oficiales de Psicólogos, los informes periciales, se basan en las guías de buenas prácticas de los mismos, y efectivamente, compañeros, eso se cobra, pero porque tiene un precio, porque nadie trabaja gratis, y porque el trabajo, tiene como recompensa un salario, que no es menos digno que el de los profesionales de la salud pública o de los órganos judiciales públicos. No compañeros, no se emite un informe pericial según lo que nos parezca, o lo que nos cuente el cliente, se emite según unas pruebas muy objetivas. Por supuesto, existen clientes a los que hay que explicarle que sus resultados no son aptos o recomendables para realizar una pericial, pero de esos casos, no se habla. No por trabajar en un organismo público, estáis exentos de presentar subjetividad en vuestros informes, no compañeros, las primeras impresiones existen, para todos, y un informe pericial de un juzgado también cuenta con su parte subjetiva, al igual que un informe médico, o que pasa ¿con todos los pacientes se empatiza igual de bien?

Queridos compañeros, profesionales de la salud y del mundo de las pericias y los informes, está bien que, dentro de sala, cada uno defienda sus argumentos, e incluso que se realicen contrainformes, según los estándares, es precioso debatirlo, pero fuera de sala, todos comemos de lo mismo. No desvaloricemos el trabajo de los demás, sin pararnos si quiera a leerlo o conocerlo. Siempre habrá profesionales de tu campo mejor que tú, pero también los habrá peores, vamos a esforzarnos en ayudar a quienes confían en nosotros en vez de limitarnos a decir que “es un informe de parte”.

Directora de una guardería agrede a los niños que están bajo su cargo.

Directora de una guardería agrede a los niños que están bajo su cargo.

 

niña guarde

Últimamente, conocemos noticias acerca de la agresión de cuidadores de menores hacia estos últimos. Ante  esta situación como  sociedad nos preguntamos, si no tiene habilidades  para cuidar de un niño, ¿por qué se dedica ello?, ¿qué tipo de persona puede maltratar a un menor porque no quiera comer?

Evidentemente, es absurdo preguntarse cualquier cosa, pues no se puede concebir ese trato a un menor indefenso y vulnerable.

La noticia adolece a que la directora castigaba a los niños encerrándoles en un cuarto si se portaban mal, les tapaba la nariz para que abrieran la boca e introducirles la comidalos dejaba sin desayunar e incluso les golpeaba con la mano en los brazos y la cara, zarandeándoles e intimidándoles con gritos. En los primeros años de vida, un menor puede llegar a tener comportamientos como es no querer comer, pero nunca se puede justificar esas conductas desorbitadas de castigo ya que las mismas, pueden acarrear serias consecuencias a nivel físico y psicológico.

Quizás este tipo de cuidadores piensan que al  tener una corta edad, no verbalizaran los hechos que vivencian en la guardería. Posiblemente, esto pueda ser real, aunque desde luego lo que es totalmente perceptible es el cambio de comportamiento que tienen los menores y no solo eso, sino lo que es aún más evidente son los hematomas que tienen.

Entre los cambios de comportamientos más notables se encuentran los terrores nocturnos, el temor a acudir a la guardería, el llanto incontrolable, la actitud paralizada o en su defecto una agitación psicomotriz desmesurada, el miedo a los adultos, aumento de miedos.

Por otra parte, también existen los efectos físicos pues cualquier agresión puede dar lugar a consecuencias físicas inevitables que pudieran afectar a su desarrollo.

En este sentido, estas personas que agreden de esta manera, tienden a tener un bajo nivel de frustración, además de una agresividad que rige su manera de comportarse y que abusa de la vulnerabilidad de otras personas, tan solo primando su propio bienestar y actuando y ejecutando daño al ajeno, si es necesario.

Este tipo de persona, no pueden de ningún modo dedicarse profesionalmente a cuidar de otras personas, pues en el momento menos pensado actuaran acorde a su personalidad, sin importarle las consecuencias de su comportamiento.