El juego de la Ballena Azul: El juego que lleva al suicidio.

ballena azul

 

¿Hasta dónde podemos llegar cuando somos retados a realizar un macabro juego que consiste en luchar contra nosotros mismos?

Esta pregunta es la que se hacen ahora mismo cuerpos de policía de varios países como Rusia, México, Brasil, Colombia, e incluso España.

El macabro juego de La Ballena Azul, nos tiene a todos en jaque. Se trata de grupos o comunidades cerradas, afincadas en las redes sociales como Facebook, que incitan a los adolescentes a realizar cincuenta retos en cincuenta días, poniendo como broche de oro o reto final, el suicidio. Este último reto lo describen como: “saltar de un edificio alto. Tomar su propia vida”.

Los participantes, son conocidos como “los ballenas azules”, y cada uno de ellos tiene un “guardián” o “curador” debido a que ciertas pruebas no pueden realizarse de manera individual. El papel del “curador” consiste en dar el visto bueno a “la ballena azul” y a la realización de sus pruebas. Los cincuenta retos, se reparten en diferentes actividades como: autolesionarse, o “dibujarse” ciertas letras en el brazo con un cuchillo, pincharse las manos con una aguja muchas veces, despertarse a las 4:20 de la madrugada y ver las películas de terror o psicodelia que te ordena el “curador”, cortarse el labio, ponerse al borde de edificios altos, e incluso, según el perfil de la ballena azul, la víctima, hay varios retos denominados sorpresa o secreto, que los va determinando el curador según la marcha del juego.

El reto señalado para el día 26, consiste en que, el curador, le dirá a la ballena azul la fecha de su muerte, y éste la tendrá que aceptar. Los participantes, o víctimas, están avisados antes de empezar a jugar, de que una vez que deciden participar en “La ballena Azul” no podrán dar marcha atrás, y si proponen la retirada, son amenazados con la idea de que irán a por él. Se trata de individuos que, escondidos tras una red social, incitan a los jóvenes al suicidio y les mantienen amenazados todo el tiempo que dura la actividad.

¿Qué lleva a los jóvenes a realizar tal juego macabro? Pues bien, existen unos factores determinantes, que están presentes en gran parte de los adolescentes; es obvio que, hay que atender a la personalidad de cada uno, pero algunos de estos podrían ser escasas habilidades sociales, timidez, gran tiempo de dedicación a las redes o la tecnología, solitario, retador, tímidos, competitivos, etc.

Los adolescentes, no tienen completamente desarrollado el pensamiento crítico, debido a que los humanos tenemos una estructura cerebral que madura a los 20 años, y es ahí cuando somos capaces de tomar decisiones racionales de manera más madura, como inhibir impulsos, por ejemplo, o no dejarnos llevar por el resto de la sociedad. No debemos olvidar, que en la adolescencia lo más importante es el grupo y la estructura social, y que puede condicionarnos hasta límites insospechados.

¿Por qué se llega hasta el final? Se trata de un juego psicológico, que te va desgastando emocionalmente y físicamente, te va metiendo en una red, una tela de araña de la que es muy difícil salir. Se construye un mundo paralelo formado por el riesgo, lo prohibido, la extorsión y el miedo.

¿cómo podemos detectar si a nuestro hijo le está pasando esto? es necesario prestar atención a los cambios de comportamiento de nuestro hijo. La observación es la herramienta más importante a la hora de detectar problemas y es la que menos se lleva a cabo en la vida diaria. Es absolutamente necesario observar las actividades cotidianas del menor, el tiempo que dedica a las redes sociales o a la tecnología, el tiempo que pasa con su entorno social, las actividades que realizan etc.

Una vez cubierto este campo, es necesario tener una buena comunicación con el menor. De esta manera, podremos incluso prevenir que esto ocurra. Si hablamos con nuestros hijos del tema, de la ballena azul, del suicidio, de sus consecuencias, de los retos, del daño que suponen, podemos prevenir la tentación que supondría curiosear sobre el juego. Podemos contestar sus dudas, dar respuesta a todas las dudas que quizá son las que le lleven a introducirse en ese juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *