accidente

En España  solemos ver noticias sobre accidentes de tráfico, sobre el daño físico que tienen las víctimas, pero poco se habla del daño psicológico que tienen a raíz de ese accidente.

En muchas ocasiones, el daño psicológico es mayor que el físico y merma la actividad de la persona en todos los ámbitos de su vida. Es evidente que un accidente de tráfico es una experiencia traumática y que puede acarrear numerosos síntomas cuantificables.

En la actualidad, se habla mucho de las estafas a las compañías aseguradoras. La realidad es que la gran mayoría de las persona no tiende a simular un daño físico o psicológico, aunque siempre puede existir la simulación.

Por este motivo, es totalmente importante que se realice una valoración pericial psicológica que pueda valorar la causalidad y el daño que ha provocado en la victima y de ese modo, descartar la posibilidad de simulación de los síntomas que refiere.

El efecto mayoritario que tiene sobre una persona un accidente de tráfico, es el denominado trastorno de estrés postraumático. Este trastorno  y sus síntomas pueden comenzar dentro de un mes de un suceso traumático, pero a veces pueden no aparecer hasta años después. Estos síntomas afectan de manera directa a la vida de la persona incluyendo problemas en la esfera social.

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático, en su mayoría  son recuerdos intrusivos, evitación, cambios en el pensamiento y en los estados de ánimo, y cambios en las reacciones físicas y emocionales. Los síntomas pueden variar con el paso del tiempo o según la persona.

Los recuerdos llegan a ser constante, incluso reviviendo el suceso durante el sueño. La victima intenta evitar cualquier cosa, lugar o persona que le recuerde al hecho traumático, influyendo en su comportamiento notablemente.

Debido a la gravedad de los síntomas es, completamente, necesario que se valore el daño que presenta la víctima, realizando una pericial que justifique, íntegramente, el daño causado y descarte la simulación, es decir el posible engaño que puedan considerar cualquier persona.