Robo-VS-Hurto

Hace escasos días, hemos tenido conocimiento de que en Arganzuela han sido detenidos dos hombres, tras los numerosos robos con violencia que supuestamente cometían.

Según determinadas informaciones, los hombres utilizaban la técnica del mataleón. Esta técnica radica en golpear a la victima de manera extrema, llegando incluso a estrangular desde atrás y con el brazo a las víctimas, sorprendiéndolas sin darles la oportunidad de defenderse.

Esta técnica tiene un gran riesgo para la víctima, pues llegan a perder el conocimiento de la persona, y con ello poner en riesgo su vida, pues el estrangulamiento puede tener un final desagradable, pudiendo llegar a provocar la muerte.

Estos hechos, no son sino una forma de cometer un delito, teniendo una intencionalidad de provocar un daño, pues como del todo es sabido, los robos pueden realizarse, sin llegar a perjudicar a la víctima físicamente y de manera tan brutal.

Se ha averiguado que los dos hombres, son de gran corpulencia, por lo que es evidente la superioridad física que más tiene respecto a las víctimas, pues eran elegidas de manera racional y planificada.

Desde la psicología, este tipo de hechos nos lleva a poder pensar que la personalidad de las personas que cometen este tipo de delitos, tienden a tener rasgos antisociales de la personalidad, sin tener empatía por las victimas a las que ultrajan.

Este tipo de personalidades, pueden aparecer adaptadas a todos los ámbitos de su vida, aunque evidentemente, actuarán siempre en su beneficio personal, llegando incluso a utilizar según su conveniencia a las personas con el objetivo de conseguir su propio beneficio.

Presentar rasgos de personalidad de este tipo, no exime de culpabilidad a los supuestos agresores, pues mantienen conservadas su capacidad de discernir entre el bien y el mal y su capacidad de actuar conforme a su pensamiento, sin estar alterado el mismo.